martes, 1 de febrero de 2011

Educación


- Querida, no confundas los buenos modales con amor, por Dios!
me dijo, me guiñó un beso y me tiró un abrazo.