martes, 21 de diciembre de 2010

Mi boca

Mis labios de rubi, de rojo carmesi ya no le murmuran a nadie, estan callados porque asi te gustan.

lunes, 25 de octubre de 2010

Los cuerpos tratando de hablar el idioma de los amores, no pudieron mas que cerrar sus ojos y esperar a la siguiente noche y volver al intento.

lunes, 27 de septiembre de 2010

Ese fue el problema


TODO se encontraba en ti
pero yo no quería TODO

viernes, 27 de agosto de 2010

Los versos

Te acuerdas cuando aun podíamos ver?
Cuando las luces no se apagaban aun con el foco apagado, cuando tu risa me aliviaba más que todas mis pastillas, cuando el espejo reflejaba a dos, cuando los poemas eran de colores brillantes y las plumas se movían por incercia, cuando las calles marcaban solas su camino y no las pisábamos, cuando el sol no quemaba y el invierno no era impedimento, cuando la lluvia mojaba nuestras pestañas y cuando los boletos del tren tenían destino, aun te acuerdas cuando podía escribirte los versos más felices cada noche?

viernes, 13 de agosto de 2010

GPS


Traté de volar lo más que pude, pero no alcancé tus sueños

viernes, 30 de julio de 2010

Hoy no

Has sentido aluna vez que todo por dentro se deshace, como cada una de las particulas que conforma nuestro ser se aplastan hasta desaparecer, ese dolor que se siente cuando nada esta bien. Es que hoy nada esta bien.

miércoles, 16 de junio de 2010

Fotografía

Empezó el equinoccio de octubre a luna entera, era 1986
y a los 15 the Monroe hips quedaron dormidas en un sueño
Susanita San Juan busca a Pedro Páramo, que no se quede el mundo sin Comala
dales piloncillo y marihuana para resucitar en nuestra tierra.

Ya van 23 hojeadas y un libro por terminar
Mi Electra de niña se quedó con Agamenón imaginario
me siento la rubia de la cuarta fila sin pórtate mal
te invito agua de sal y sol al caminar.

Resucité 7 pecados que maté con 40 penitencias
desespérate con mi nota de la lengua comida por los ratones
y mi madre, Isabel la Católica, con tres joyas menos
les soltó la rienda ya sin fuerza izquierda
mi cielito boreal flechado por ese guerrero.

Hojas sin clorofila pintando de marrón los pasos
tengo un infinito de colibrí en el aire
me gusta contarte los relojes para ahorrar tiempo
traigo tres sonrisas escondidas en la boca
mírame mujer de arena y lengua de víbora.

miércoles, 26 de mayo de 2010

El camión

Mi vida transcurrió en un camión. No era un buen trabajo debo reconocerlo, me trataban mal, pero me pagaban bien, y a veces el dinero pues hace más cosas que sólo poner a bailar a los perros. ¿O no? En ese camión viví 1/4 de mi vida, bueno la verdad no sé de fracciones, pero siempre quise usar una frase así. Ese camión que se llevó aproximadamente mil pesos de mi buena paga, durante casi 1 año y medio me dio y me quitó, y me dejó, y me agarró, y me tumbó y no me levantó. En ese camión me enamoré, sí, me enamoré y me rompí el corazón y cuando digo me rompí el corazón lo digo muy en serio y en primera persona. Ya no me acuerdo de su nombre, bueno sí, pero no tiene caso mencionarlo. Nos sentamos juntos muchos días, primero sólo nos comunicabamos con miradas, luego sonrisas y ya hasta lo último se dignó a sentarse a mi lado, y por fin a hablarme, debo decir que si él no lo hubiera hecho, iba a proceder, pero me ganó. Su primera palabra frase fue "cómo te llamas" y a mí, casi se me olvidó que me llamo Catalina, es más hasta se me olvidó que íbamos en el camión rebotando entre bache y bache al ritmo de lo bonito que se ve la perla desde un avión, y de esa canción me acuerdo, porque venía cantándola antesito de que me hablara. Y pues le dije, no sé ni cómo pero le dije Cacacatalina, y el respondió "que nombre tan raro" haciendose el chistosito, siempre le gustó hacerse el chistoso. "Nada más con una ca, le dije: Catalina y no me gusta que me digan Caty y menos Cata". Sonrió y con su sonrisa llegaron muchas rutas en las que hablamos de música, libros, telenovelas, actores, autores, carreras, pintores, poemas, enfermedades, cantantes y sitios de Internet. Hasta que por fin pasó eso que pasa entre dos personas que se atraen y que sólo se ven en un camión durante dos horas gracias al tráfico, accidentes y cosas etcéteras. Y fue en ese camión donde abrí el sobre que anunciaba el sí, el yes, el es lo que estabas pensando, el sí la regaste, el positivo, el estás embarazada. Y en ese camión se lo dije y en ese camión no me creyó. Y en ese camión no me impresioné, pero si me rompí el corazón cuando acepté la sugerencia del letrerito que ví durante infinitos meses pegado en el mismo lugar del camión "La Asamblea Legislativa aprobó ayer la única Ley en el país que permite a una mujer abortar por cualquier motivo..." Y aborté.

martes, 9 de febrero de 2010

Enero

¿Cómo está tu luna?
alumbra más que ayer
gracias por preguntar