lunes, 10 de septiembre de 2007

Clichés e Imposibles


Entonces resulta que te volviste un inapetente cliché,
de esos que te exasperan el alma ya bastante confundida
y que te reafirman lo que ya sabías.
A veces lo oigo más fuerte, y a veces más despacio,
y eso que me cubro los oídos y me cierro los ojos
pero, en aquel justo momento,
me doy cuenta que preciso urgentemente
cambiarme la mente aturdida y el corazón extenuado.
Algunos me dijeron que funcionaría excelente,
pero otros; que seguramente sería imposible.

No hay comentarios: