viernes, 14 de septiembre de 2007

Ay! Daniela


No, ya no existe ni pizca de la que era, todo se transformó, todo en mi es nuevo. Bueno, quizás persista...
la idéntica sonrisa, pero ya no se rie de lo mismo
la misma mirada, mas ya no ve igual
la misma lengua, que sabe diferente
el mismo cabello, pero ya es largo
las idénticas orejas, aunque se entretienen con nuevos cuentos
los mismos pies, que ahora corren al norte y ya no al sur
la misma estatura, pero ya alcanza las nubes
la iniguanable voz, con otras frases
la misma yo, pero más verdadera.



7 comentarios:

Atila The Hun dijo...

deberias de escribir un libro o algo asi.mui bien :D

Nausicaa dijo...

No es que cambiaras, evolucionaste.

Me gusta, mucho :)

[Adolfo...] dijo...

y tú tan sencilla y natural, escribes como si dios agarrara la pluma y fuera un poco poeta. Maravilloso.

Además platicar contigo es realmente extraordinario y muy cultural jajaja.

Sale pues yo seguiré leyéndote como si fuera católico.

Adolfo

Sol dijo...

'la misma yo, pero más verdadera.'
Crecimiento... Evolución...

Bueno, muy bueno, eh?

Beso.

Anfitrión dijo...

Estás descubriendo cual es tu rol en este carnaval. Espero cruzarte entre los fuegos de artificio y papeles coloridos.

Buena vida!

Cristina dijo...

Bonita manera de redescubrirse a una misma... Escribes muy cálido, así como si tus palabras trasmitiesen calorcito al corazón desde la fría pantalla...

Ana Elisa dijo...

Me gustó!

Seguiré visitándote.